¿Para tener éxito en los negocios es suficiente hoy en día, en el Siglo XXI, tener un buen producto? Con un buen producto, ¿ya la hicimos?